Frutos secos: una opción saludable para tus grasas necesarias

Alimentos adecuados para diferentes necesidades dietéticas

Los frutos secos son una opción saludable para obtener las grasas necesarias en nuestra dieta. Además, contienen una gran cantidad de nutrientes esenciales para nuestro cuerpo. A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre los frutos secos.

¿Qué son los frutos secos?

Los frutos secos son semillas comestibles rodeadas por una cáscara dura. Los frutos secos más comunes son las almendras, nueces, avellanas, pistachos, habas, castañas, cacahuetes y macadamias.

Beneficios de los frutos secos

Los frutos secos son una fuente importante de grasas saludables y nos proporcionan una gran variedad de nutrientes. Algunos de los beneficios de consumir frutos secos son:

  • Regulación del colesterol gracias a la presencia del monoinsaturado y poliinsaturado.
  • Reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Mejora del funcionamiento del cerebro y la memoria.
  • Control del peso al proporcionarnos sensación de saciedad.
  • Reducción de la inflamación gracias a su contenido de antioxidantes.
  • Ayuda en el control de la diabetes tipo 2 debido a su bajo contenido de carbohidratos.

¿Cómo consumir los frutos secos?

Es recomendable consumir los frutos secos crudos y sin sal. Podemos incluirlos en nuestra dieta de diferentes maneras, como en ensaladas, yogures o simplemente comerlos como un snack saludable.

Algunas recetas con frutos secos

Te dejamos algunas recetas para incluir frutos secos en tu dieta:

  • Granola casera con frutos secos y yogur.
  • Ensalada de lechuga con almendras, aguacate y pollo.
  • Smoothie de plátano con mantequilla de cacahuete.
  • Barritas energéticas caseras con dátiles y almendras.
  • Brownies de nueces y chocolate oscuro.

Eso sí, es importante no exceder la cantidad recomendada de frutos secos al día, que es de aproximadamente 30 gramos, ya que pueden ser altos en calorías si se consumen en exceso.

Conclusión

Los frutos secos son una opción saludable y nutritiva para incluir en nuestra dieta diaria. Son una fuente de grasas saludables, proteínas y diversos nutrientes. Además, hay una gran variedad de frutos secos para elegir y muchas formas de incorporarlos a nuestras comidas. Recuerda no excederte en la cantidad y disfrutar de los beneficios que los frutos secos tienen para ofrecer.