Agua con o sin gas: ¿cuál es mejor?

Alimentos adecuados para diferentes necesidades dietéticas
Agua con o sin gas: ¿cuál es mejor?

Introducción

Cuando se trata de elegir un tipo de agua para beber, existen una gran cantidad de opciones en el mercado. Sin embargo, una de las preguntas más comunes que surge entre los consumidores es si es mejor beber agua con gas o sin gas. En este artículo, analizaremos las diferencias entre ambos tipos de agua y veremos cuál es la opción más saludable.

Agua con gas

El agua con gas, también conocida como agua carbonatada, es agua que ha sido infundida con dióxido de carbono para añadirle burbujas. Este tipo de agua es popular debido a su sabor burbujeante y refrescante, y es a menudo vista como una alternativa más saludable a las bebidas carbonatadas azucaradas.

Beneficios

  • Los niveles de dióxido de carbono en el agua con gas pueden mejorar la digestión y reducir los síntomas de indigestión y gases.
  • Algunos estudios han sugerido que beber agua con gas en lugar de bebidas carbonatadas azucaradas puede reducir el riesgo de obesidad y enfermedades relacionadas con la obesidad.
  • El agua con gas es una buena opción para aquellos que buscan una alternativa más saludable a las bebidas carbonatadas azucaradas o al alcohol.

Inconvenientes

  • El agua con gas puede contener ácido carbónico, que puede causar erosionar el esmalte dental y aumentar el riesgo de caries dentales si se consume en exceso.
  • El exceso de consumo de agua con gas también puede causar hinchazón en algunas personas, especialmente aquellas que ya tienen problemas digestivos.
  • El agua con gas a menudo es más cara que el agua sin gas, lo que puede ser un factor a tener en cuenta para aquellos que buscan opciones más económicas.

Agua sin gas

El agua sin gas es agua que no ha sido infundida con dióxido de carbono y, por lo tanto, no tiene burbujas.

Beneficios

  • El agua sin gas es una excelente opción para hidratar el cuerpo y mantenerlo equilibrado y saludable.
  • Beber agua sin gas puede ayudar a prevenir la deshidratación, especialmente durante los días calurosos de verano o durante el ejercicio intenso.
  • El agua sin gas es a menudo más económica que el agua con gas, lo que puede ser un factor importante para aquellos que buscan opciones más económicas.

Inconvenientes

  • El sabor del agua sin gas puede ser aburrido o insípido para algunas personas, lo que puede dificultar el consumo de suficiente agua durante el día.
  • El agua sin gas puede contener contaminantes o químicos, dependiendo de la fuente del agua.

Conclusión

En conclusión, ambos tipos de agua tienen sus pros y sus contras, y la elección depende en gran medida de las preferencias personales. Sin embargo, si se trata de la salud, la elección más saludable es probablemente el agua sin gas. El agua con gas puede tener beneficios digestivos y ser una alternativa más saludable a las bebidas azucaradas, pero su contenido de ácido carbónico y su efecto sobre la salud dental deben ser tenidos en cuenta. El agua sin gas, por otro lado, es una opción más económica y esencial para la hidratación y la salud del cuerpo.

Referencias

1. https://www.nature.com/articles/nature14232

2. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2730663/

3. https://www.medicalnewstoday.com/articles/325017